Featured
Dejar un comentario

Amsterdam, imprescindibles.

Si algo me gusta de viajar es encontrar sitios donde comer que me hagan volver a ese sitio, y eso me pasó este año en Amsterdam. Estuve una semana este verano y no solo me enamoró la ciudad y sus alrededores, que tuve la suerte de visitar, si no que me enamoró por completo su gastronomía. Se ha vuelto uno de los destinos a los que sé que tengo que volver, por muchos motivos, pero uno de ellos, sin duda, la comida. Estos son algunos de los sitios a los que fui, algunos recomendada y otros por casualidad.

También decir, que de los mejores sitios para comer, son los puestos callejeros en los mercados, quesos, sandwiches, pollo, albóndigas, los míticos Haring (de arenque con pepinillo), dulces, todo tipo de cosas deliciosas, y por muy poco. Si algo tiene esta ciudad, es que puedes disfrutar de una buena comida sin necesidad de gastarte un dineral. A los adictos a la Nutella les recomiendo que prueben en los cientos de puestos que encontrarán de gofres, crepes y hasta churros.

Processed with VSCOcam with a6 preset

Processed with VSCOcam with a6 preset

Café Winkel 43Noordermarkt 43

Processed with VSCOcam with a6 preset

O la mejor tarta de manzana del mundo. Antes del viaje me encontré con millones de reseñas sobre la tarta de manzana de este sitio, y no me podía ir de Amsterdam sin probarla, y allí que fuimos. Nos pillo una mañana recorriendo el barrio donde se encuentra y se nos hizo casi la hora de comer, así que aprovechamos. Mientras mirábamos la carta, se me iluminó la cara al leer un sandwich en pan de brioche casero, con paté de trucha y salmón ahumado, casi me echo a llorar, así que me lancé, lo pedí y estaba riquísimo. Pero lo mejor fue el momento del postre, la tarta de manzana, que mientras estábamos allí veíamos como no paraban de salir recién hechas y en una comanda terminaban con ella. Dos trozos llegaron a nuestra mesa, y si soy sincera, hubiese pedido más, me hubiese pedido la tarta entera.

Processed with VSCOcam with a6 preset

La masa es la mejor masa que he comido en mi vida, mantequillosa, entre galleta y quebrada, espectacular. El relleno es cosa de otro planeta y no soy fan de la manzana, no es de mis opciones favoritas en los postres, pero juro, que es la mejor que he probado. Palabrita. La nata que la acompañaba y el té tamaño vaso de Ikea terminaron por conquistarme. Sin duda, hay que ir.

VleminckxVoetboogstraat 33

Processed with VSCOcam with a6 preset

Nunca hubiese dicho que las papas fritas eran algo tan típico en Holanda, y es que Amsterdam está lleno de locales de patatas fritas, te encuentras a un montón de personas con sus cucuruchos andando por la calle al más puro estilo feria de pueblo, y este sitio, que es solo lo que se ve en la foto y lleva ahí desde 1957,  ese pequeño toldo, en medio de una calle estrecha, donde se forman unas colas que no te imaginas durante todo el día.

Processed with VSCOcam with a6 preset

Hicimos la cola y llegamos, tienes unas 25 salsas donde elegir, sin exagerar y varios tamaños, el de la foto es el mediano, probé el ketchup especial y la mayonesa de Zaanse, y me quedé con unas ganas tremendas de propar la de pepinillos, que se les había acabado. Las papas crujientes por fuera, blanditas por dentro, sabrosas, sin duda, hay que ir.

Moeders, Rozengracht 251

Processed with VSCOcam with a6 preset

Un local pequeño y con muchísimo encanto. Decorado con fotos de madres, de las que han pasado por allí, de los propietarios, amigos, de madres de todo el mundo y con una vajilla hecha de lo que han ido llevando los comensales desde la inauguración. Tan solo por la decoración merece la pena ir, y si queremos degustar una comida típica local y que nos hagan sentir como en casa, es nuestro sitio. Tomamos un menú típico, por un lado el Hotchpotch, que consiste en un puré de papas con verduras, en este caso uno de espinacas y otro de col blanca, una salchicha de Hema, bacon ahumado y una albóndiga, todo con salsa de guiso de carne. Además probamos las Fathers Spare-ribs, con papas fritas y ensalada de col blanca. El pan lo servían con una mantequilla de hierbas y varias salsa para acompañar.

Processed with VSCOcam with a6 preset

Como colofón final, de postre ‘Dutch Delight’, perfecto para compartir, una combinación de tres postres tradicionales holandeses, un vasito de curd con sirope y fruta, mini pancakes (y sus siropes) y  helado de las famosas ‘speculaas’ con una amarena. Para colmo, los cafés te los sirven con una lata de galletas, así que probablemente salgas rodando. Mucho mejor elección para almorzar que para cenar, y muy importante, si no se va temprano, conviene reservar, está siempre hasta los topes.

Frits, Jan Evertsenstraat 135

Processed with VSCOcam with a6 preset

En el viaje decidimos quedarnos en la zona de ‘De Baarsjes’, barrio nuevo y bastante moderno, en pleno crecimiento, con mucha gente joven. Encontramos nada más soltar las maletas un sitio maravilloso para comer, Frits, un local muy acogedor y diseñado con muy ben gusto, con una terraza enorme y acogedora en pleno Mercatorplein y la parada del tranvía al lado, ¿Qué más se puede pedir? Dos especialidades, hamburguesas y cervezas, sin duda, tenía mi nombre escrito.

Processed with VSCOcam with a6 preset

Probamos la hamburguesa con queso, la Frits (en la foto), la Fritz Cola y la Budweiser Budvar (de grifo y bien tirada) 💖. Las papas estaban riquísimas, y la hamburguesa también. Recomendable 100%.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s